El Juego

El juego

Siendo una acción libre, continua, espontánea, dinámica que forma parte del desarrollo del niño, constituye la actividad  principal a través de la cual se desarrollan las funciones básicas.

La función más importante del juego es la imaginación. Esto permite a los niños entrar a un mundo de fantasía y de creatividad en el que aprenden muchas  cosas; exploran, crean, experimentan y expresan sus sentimientos y necesidades. Al jugar entre ellos aprenden a relacionarse, a compartir, a respetar a su compañero, sin competir. El fin no es ganar, sino “jugar”  por el placer mismo de “jugar”. Al compartir con otros niños, descubren que existen “reglas” que tienen que entender y respetar para una buena convivencia.