Perfiles del Niño

Perfiles del Niño
  • Ama a sus semejantes asumiendo una actitud cariñosa y amistosa para con ellos.
  • Posee una conciencia moral básica, fundamentada en el sentimiento católico y cristiano.
  • Tiene una imagen ajustada y positiva de sí mismo, identificando progresivamente sus posibilidades y limitaciones, valorándolas y actuando de acuerdo con ellas.
  • Tiene una actitud de respeto hacia las características y cualidades de las otras personas y empieza a valorarlas, sin actitudes de discriminación en relación con el sexo o cualquier otro rasgo diferenciador.
  • Tiene la coordinación y el control dinámico general del propio cuerpo para la ejecución de tareas de la vida cotidiana y de actividades de juego, así como para la expresión de sentimientos y emociones.
  • Aplica la coordinación visomanual necesaria para manejar y explorar objetos con un grado de precisión cada vez mayor en la realización de actividades de la vida cotidiana y tareas relacionadas con las representaciones gráficas.
  • Toma la iniciativa, planifica y secuencia la propia acción para resolver tareas sencillas o problemas de la vida cotidiana, aceptando las pequeñas frustraciones y manifestando una actitud tendiente a superar las dificultades que se le plantean, buscando en los otros la colaboración necesaria.
  • Progresa en la adquisición de hábitos y actitudes relacionadas con el bienestar y la seguridad personal, la higiene y el fortalecimiento de la salud.
  • Conoce las normas y modos de comportamiento social de los grupos de los que forma parte para establecer vínculos fluidos y equilibrados de relación interpersonal e identifica la diversidad de relaciones que mantiene con los demás.
  • Se orienta y actúa autónomamente en los espacios cotidianos y utiliza términos básicos relativos a la organización del tiempo y el espacio con relación a sus actividades periódicas y habituales.
  • Valora la importancia del medio natural y de su calidad para la vida humana, manifestando hacia él, actitudes de respeto y cuidado, interviniendo en la medida de sus posibilidades.
  • Conoce y participa en fiestas, tradiciones y costumbres de su entorno, disfrutando y valorándolas como manifestaciones culturales.
  • Expresa sentimientos, deseos e ideas mediante el lenguaje oral, ajustándose progresivamente a los diferentes contextos y situaciones de comunicación habitual y cotidiana y a los diferentes interlocutores.
  • Comprende las intenciones y mensajes que le comunican los otros niños y adultos, valorando el lenguaje oral como un medio de relación con los demás.
  • Comprende, reproduce y recrea algunos textos de tradición cultural, mostrando actitudes de valoración disfrute e interés hacia ellos.
  • Lee, interpreta y produce imágenes como una forma de comunicación y disfrute, descubriendo e identificando los elementos básicos de su lenguaje.
  • Utiliza técnicas y recursos básicos de las distintas formas de representación y expresión, para aumentar sus posibilidades comunicativas.