Trabajo Cooperativo

Trabajo Cooperativo

El trabajo cooperativo permite al niño interactuar con otros niños en un grupo donde se establecen normas y reglas que son necesarias para la convivencia social  aprendiendo a respetar a las personas,  a  escuchar el punto de vista del otro y defender sus ideas y opiniones. Además, favorece la socialización, la autoestima  y el intercambio de conocimientos entre los integrantes del grupo. Permite a los niños tener en cuenta el punto de vista de los demás y la ayuda que pueden prestarse entre sí de acuerdo a las necesidades de los compañeros.

Por esta razón creamos situaciones donde se posibilite la comunicación entre los niños, reorganizando el aula y disponiendo el mobiliario para actividades en grupo. El maestro atiende  a los grupos que organiza, los cuales  pueden  estar conformados por cinco o seis niños, según las características de los proyectos. Organizamos los grupos según las actividades o proyectos que estamos realizando. Los  grupos no deben ser fijos, sino flexibles, espontáneos y agrupados según los intereses y necesidades de los niños.

Con respecto a las necesidades de los niños: Hay grupos que tienen una necesidad en común y la trabajamos en forma conjunta.

Hay niños con necesidades educativas específicas con los que trabajamos, en algunos momentos, de forma individual y en otros, los integramos a un grupo que ha superado esa necesidad.

Cuando los niños están trabajando en un proyecto, en forma cooperativa, pueden realizar actividades individuales. También  elaboramos  proyectos donde pueden participar los padres de familia y la comunidad, cuidando de que en todas actividades participen niñas y niños.